Páginas vistas en total

sábado, 18 de mayo de 2013

Entre ser o no ser...






APUNTES LUNARES

Dos son, en suma, los motivos de reunir estas anotaciones: la puntual certeza de la materialidad del tiempo (y, por tanto, de su fugacidad y perecer) lograda en un corto desplazamiento mezclado con recuerdos de la niñez; y por otro, la sensación de que, cuando observamos el objeto ya concreto como manifestación de energía, no sentimos el íntimo ímpetu que en nosotros provoca su espera e intuición. El placer está en proyectar, no en lo proyectado. La autenticidad de los documentos y citas aquí aportados fluctúa entre el cuestionamiento y el refrendo más absolutos. Ello implica que tanto da considerar como anécdota o como fundamento cualquier objeto de los aquí citados. La no interpenetrabilidad de los estados: vencida ficción según me aproximo a un punto. El roce pertinaz de una pierna deviene, en tal caso, algo del todo insoslayable para lo aquí expuesto.


Luna llena: reflejo del atómico estado. Esferilla en breve intervalo identificable. Fe congelada de una noche de mayo: ver y no ver. Sólo la fe perdura en la rueda sin fin, sin acertar a fijar nítidamente un cuandodónde.

Puntual vacío: admitir la insaciabilidad de lo condensado como cuerpo. El primer motor no puede estar exento de deseo. Violento clímax en la estancia, minúsculo como un universo. La luna lo sabe: tras la luzaventura, reguero de sombra y sombra. En el corazón, la penumbra.

Contemplación del animal fósil de la luna. Ver no da constancia de latido. Sólo siento la onda que dentro fluye, y un espectro de muerte ante mis ojos. ¿Qué más da el jazmín? Lo importante es bañarse en su irrepetible aroma, percibir la delgada línea entre la faz brillante y su real desaparición: presentimiento.

¡Qué misterio el del suicidio! La estudiada imprevisión de la hiedra es lo que le hace escalar el muro por ver si alcanza el supremo momento lunar. Desposorio en el filo impenetrable: algunos brotes rozan ya la luz apenas transida, creando una alquímica ilusión en rígidas ya espirales de azufre.

Hermandad de las luces: perecer por separado: ilusiones de la muerte: el giro como sobreposición al límite. Derviches planetas: el mundo abarcado en el instante. Llenar la vida: sorbo en la continuidad. Nos vemos cuando el ritual se consume y el caos esté por hacer…



No hay comentarios:

Publicar un comentario